Artículos de referencia

Surgical Anatomy of the Medial Wall of the Orbit in 14 Human Cadavers

Juan R. Gras-Cabrerizo1, Maria Martel-Martin2, Jacinto Garcia-Lorenzo1, Fernando Rodríguez-Álvarez3,
Joan R. Montserrat-Gili1, Rosa Mirapeix-Lucas4, Humbert Massegur-Solench1

1Department of Otolaryngology/Head and Neck Surgery, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Universitat Autònoma de Barcelona, Barcelona, Spain

2Department of Otolaryngology/Head and Neck Surgery, Hospital de Sant Joan Despí Moisès Broggi de Barcelona, Barcelona, Spain

3Department of Ophthalmology, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Universitat Autònoma de Barcelona, Barcelona, Spain

4Unit of Anatomy and Human Embriology, Universitat Autónoma de
Barcelona, Spain

Address for correspondence Juan R. Gras-Cabrerizo, MD, Department of Otolaryngology/Head and Neck Surgery, Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Universitat Autònoma de Barcelona, Mas Casanova 90, Barcelona 08025, Spain (e-mail: jgras@.santpau.cat).

Origen intraorbitario de las arterias etmoidales. Estudio anatómico

María Martel M1, Juan R Gras C2, Xavier León V2, Rosa D Ramírez R1, Marta Sandoval P1, Rosa Mirapeix L3, Antonio Martel L4, Humbert Massegur S2.

Resumen:

Introducción: Ramas de la arteria oftálmica contribuyen a la irrigación de diversos  territorios de la fosa nasal y de los senos paranasales.

Objetivo: El objetivo de nuestro estudio es describir las arterias etmoidales desde su  origen intraorbitario, y su relación con las estructuras musculares y nerviosas.
Material y método: Se realizó un estudio anatómico endoscópico en 20 fosas nasales y órbitas de diez cadáveres.
Resultados: La disección del plano muscular permitió definir dos espacios de entra da a la órbita. Un primer espacio entre el músculo recto inferior y músculo recto medial (área 1) y otro entre el músculo recto medial y músculo oblicuo superior (área 2). En el área 1, la arteria oftálmica discurrió superior al nervio óptico en el 90%. La arteria etmoidal anterior se observó en todos los casos inferior al músculo oblicuo superior. En el área 2, la arteria etmoidal posterior, se localizó en todos los casos superior al músculo oblicuo superior. No se identificó la arteria etmoidal media en ningún caso. El origen de la arteria supraorbitaria se identificó entre las dos arterias etmoidales.
Conclusión: La comprensión anatómica del origen intraorbitario de la arteria oftálmica permite el abordaje de determinada patología intraorbitaria compleja a través de la pared medial de la órbita.
Palabras clave: Vascularización, oftálmica, etmoidal, órbita, endoscópica.

Abordaje nasal combinado: Vía maxila-premaxila y vía externa

N. MIR ULLDEMOLINS, X. BARCELÓ COLOMER, S. DÍEZ TEJERINA
SERVICIO DE OTORRINOLARINGOLOGÍA. HOSPITAL ESPERIT SANT. SANTA COLOMA DE GRAMENET. BARCELONA.

Resumen:

Introducción: El tratamiento global de los defectos septopiramidales es uno de los objetivos prioritarios del otorrinolaringólogo. Describimos nuestra técnica de abordaje del septum nasal y de la pimaxila-premaxila y del abordaje vía externa, en un único tiempo quirúrgico. Presentamos nuestros resultados funcionales y estéticos Método: Se analizan 16 pacientes operados de septorrinoplastia utilizando el abordaje combinado vía externa y vía maxila-premaxila operados entre los años 1999 y 2003. Se realizó rinomanometría anterior activa (RAA) y se valoró la respiración nasal postoperatoria mediante una escala analógica visual. Se evaluaron los defectos pirami
dales mediante la escala de Anderson antes de la cirugía y un año después. Resultados: Desde el punto de vista funcional, la RAA mejoró de forma significativa con una media postoperatoria de flujo total a 100 Pa, de 730 cm3/s para el conjunto de pacientes. Los pacientes
mostraron una satisfacción elevada referente a la mejoría en su respiración nasal. En relación a los resultados estéticos, el análisis esta
dístico de la escala de Anderson mostró la mejoría significativa de los defectos piramidales después de la cirugía (p < 0,001), así como una
mejoría significativa de las distintas partes de la pirámide. No hubo complicaciones en la cicatrización de las incisiones y ningún paciente
se mostró preocupado por la incisión columelar. Conclusión: El abordaje nasal combinado, vía externa y vía maxila-premaxila en la septo
rrinoplastia es una técnica segura que permite unos buenos resultados funcionales y estéticos, principalmente cuando existen defectos
de septum nasal combinados con defectos de la base nasal.

PALABRAS CLAVE: Septorrinoplastia. Abordaje nasal combinado. Vía maxila-premaxila. Vía externa.

Evaluación diagnóstica de las deformidades septopiramidales. Nuestra casuística

N. MIR, X. BARCELÓ, S. DÍEZ
SERVICIO DE ORL. HOSPITAL ESPERIT SANT. SANTA COLOMA DE GRAMENET. BARCELONA.

Resumen:

Objetivo: El estudio pretende conocer las características preoperatorias de los pacientes intervenidos por deformidad septopiramidal: clínica, exploración física, rinomanometría anterior activa (RAA), tomografía computerizada (TC). Material y Método : Se trata de un análisis retrospectivo de datos recogidos prospectivamente sobre las características preoperatorias de un total de 372 pacientes que fueron intervenidos entre los años 1998 y 2002. R e s u l t a d o s : La distribución por sexos fue de 253 hombres y 119 mujeres. El porcentaje de hombres con deformidad spiramidal fue menor que el de mujeres. La endoscopia nasal diagnosticó patología inflamatoria nasosinusal en el 12,4% de los pacientes. Se observó una relación significativa entre traumatismo nasal previo, laterorrinia y defecto de dorso. La RAA fue muy variable entre estos pacientes. C o n c l u s i o n e s : La protocolización y recogida de datos en estos pacientes son útiles para conocer nuestra actividad de forma más precisa y poder modular nuestra toma de decisiones. La endoscopia nasal es muy eficaz en el diagnóstico de estos pacientes.

Palabras clave: Dismorfia septopiramidal. Estadística. Diagnóstico.